La historia del vídeo: Del VHS a la era digital
Vivimos en un mundo donde los avances tecnológicos forman parte de nuestro día a día. Desde lavadoras inteligentes hasta vehículos eléctricos; siempre hemos buscado la manera de mejorar todo lo que nos rodea para que nuestras actividades sean más sencillas.

El mundo del vídeo no ha sido ajeno a todas estas evoluciones. Desde sus humildes comienzos en los tiempos del VHS, demasiados han sido los eventos que se han producido en el plano audiovisual: nacimiento de formatos muy populares, el ocaso de otros, competencia entre empresas, avances tecnológicos y mucho más, pero ¿Cómo ha sido la historia detrás de todos esos cambios tecnológicos? Sigue leyendo estas líneas y lo sabrás.

El VHS, minidv y el mp4: Los gigantes de sus tiempos

Antes de los años 60 no había ninguna forma de grabar y visualizar películas caseras. Todos los aparatos estaban reservados al uso profesional. Durante los inicios de los 60, se empieza a entrar en el plano de los sistemas de vídeo casero, pero lamentablemente seguían siendo cacharros de gran tamaño y con un costo tan alto que prácticamente eran incomprables.

Es en los años 70 cuando nace el VHS, que se logra contar con aparatos de grabación más pequeños y cintas de vídeo de mayor duración. Esto logró la democratización de los contenidos ya que dicho formato, sus cassete y cámaras tenían un costo menor y eran lo mejor y más práctico para usar. Las cintas de VHS tuvieron un digno rival en aquella época, las de Betamax. Ambas lucharon durante muchos años por tratar de apoderarse del mercado. Al final VHS triunfa, gracias a que supo satisfacer muy bien las necesidades de sus usuarios y a su estrategia comercial, de crear alianzas con cinematográficas importantes como Disney y Paramount. Así fue como VHS consiguió establecer su hegemonía en el mercado, durante más de quince años.

Su ocaso se da con el nacimiento de la era digital en los 90. Uno de los mayores representantes en esta década es el minidv, que llegó pisando duro, con cintas más pequeñas y una calidad de audio y vídeo que doblaba la del VHS. Ese avance se convertía en la tendencia: cintas y cámaras más pequeñas, pero de mayor calidad.

Irónicamente, todo lo que sube tiene que bajar y el minidv fue un formato fuerte solo hasta mediados del año 2000, cuando lo opaca el mp4, que contaba con una alta calidad de audio y vídeo concentrada en archivos de muy poco peso, que además, se podían guardar en ordenadores y todo tipo de dispositivos de almacenamiento para poder compartirlos y visualizarlos al momento.

Conversión de cintas VHS

En Globomatic somos apasionados de la tecnología y estamos al tanto de los rápidos cambios y evoluciones que hay en el mundo digital, pero de igual forma, somos conscientes de que todavía hay muchas personas con cintas caseras en formatos antiguos, por eso ofrecemos nuestro servicio de conversión de cintas VHS a formatos digitales actuales. ¡Contamos con 10 años de experiencia y miles de clientes satisfechos!

Share with your friends:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies