Te preguntas ¿que es una cinta DV? Se trata de un sistema de vídeo con aplicaciones domésticas, industriales y de trasformación que en un principio fue desarrollada solo para el ámbito industrial, pero gracias a su excelente calidad se convirtió en un formato perfecto para usarse en distintos entornos.

De este sistema de vídeo se derivan dos versiones, una más genérica que se conoce como DVC y otra más pequeña llamada mini DV. Esta fue la última familia de cintas de vídeo en aparecer. Hoy en día es posible digitalizarlas para mejorar en gran medida su calidad de reproducción.

Para que sirven las cintas de vídeo DVC o mini DV

En general este tipo de cintas permiten almacenar vídeos de una forma práctica y versátil. En cuanto a las cintas mini DV, son de un tamaño reducido que permite utilizarse en cámaras compactas, realizar buenas copias sin degradarse y el resultado que se obtiene es profesional.

Sin embargo, resulta muy conveniente pasar cintas mini DV a digital así como también las de DVC, ya que su pequeño tamaño las vuelve frágiles, pueden partirse durante la reproducción y suelen dañarse con el pasar del tiempo.

Con respecto al contenido original de las cintas, no tienes de qué preocuparte, pueden pasarse fácilmente a formato DVD, conservando su calidad y nitidez, incluso pueden aumentar su buena visibilidad.

¿Por qué convertir cintas DVC o mini DV a formato digital?

  • Cuando decides pasar cintas mini DV a digital podrás disfrutar de mayor cantidad de espacio para almacenar varias reproducciones en un solo dispositivo.
  • No necesitarás revisar cinta por cinta hasta encontrar el vídeo que necesitas, al pasar cintas DVC a digitaldisfrutarás de fácil acceso para mirar una y otra vez tus reproducciones favoritas.
  • Es un proceso rápido que permite poner a tu alcance contenido importante sin riesgos de perdidas, en el caso de las mini DV pueden extraviarse con facilidad. Así que puedes respaldar tu información cuando quieras.
  • La digitalización de la información supone un ahorro de tiempo y dinero, porque por un solo coste tendrás a tu disposición contenido para reproducir tus videos favoritos cuantas veces quieras.
  • Al pasar cintas DVC a digital podrás compartir tus vídeos con familiares y amigos a través de redes sociales, correo electrónico, aplicaciones móviles y mucho más. Es decir, tendrás gran facilidad de distribución.
  • El formato digital garantiza que las reproducciones se mantendrán en perfecto estado a través del tiempo. De hecho en un DVD bien cuidado tus datos se conservan hasta 20 años.
  • Los discos digitalizados pueden guardarse fácilmente, no sufren desgate fácilmente, son resistentes y con solo mantenerlos identificados suponen un estilo de trabajo veloz y organizado.
  • Por supuesto, la calidad de reproducción se estaría potenciando considerablemente cuando pasas a formato digital reproducciones de DVC o mini DV.

La transformación de cintas de vídeo a digital es un novedoso proceso que captura directamente el material en el disco conservándolo y permitiendo su reproducción en infinidad de formas y equipos. Ahora que conoces que es una cinta DV ¿te atreves a mejorar su calidad?

Share with your friends:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies